Una característica genuina de nuestra Formación en Terapia Gestalt, es que se desarrolla integramente en un espacio natural. El lugar permite un contacto más fluido con el medio, el encuentro con nuestro paisaje interno, con nuestras emociones y con los demás en una relación de convivencia que se prolonga más allá del aula.